CONTACTO
Tras vender a Pintuco y otros negocios, Inversiones Mundial se concentra en su fortalecimiento.

 

O-Tek es el negocio de tubería de grandes dimensiones que opera Grupo IMSA. En 2021 esta actividad sumó ventas por $187.863 millones y creció 22% frente a 2020.

Hace diez años Andrés Bernal Correa lideró uno de los negocios más importantes de Grupo Sura, la compra a ING de sus activos de pensiones y seguros en Colombia, México, Chile, Perú y Uruguay, en una transacción que duró varios meses y costó unos $7 billones.

Y hace diez días Bernal se apuntó otra movida empresarial de alto impacto, al cerrar la negociación anunciada en junio de 2021 que le permitió a Grupo Orbis venderle varias compañías a AkzoNobel, entre ellas Pintuco, Andercol Colombia, Poliquim Ecuador y Cacharrería Mundial.

Para ejecutar la operación fue necesario escindir o separar los negocios, por lo que Orbis pasó a manos de AkzoNobel, una empresa multinacional de Países Bajos de las más importantes a nivel global en el negocio de pinturas, recubrimientos, resinas y adhesivos, entre otros, cuyo objetivo es fortalecer su posición en América del Sur.

El pasado jueves Bernal dejó la presidencia de Grupo Orbis, pero sigue al frente de Grupo de Inversiones Mundial S.A. (Grupo IMSA) que se quedó con las sociedades que no hicieron parte de la venta.

En diálogo con EL COLOMBIANO, Bernal explicó los planes de IMSA, sus enfoques de negocio y las apuestas de futuro de una empresa 100% paisa, que hace presencia en América Latina (ver Protagonista).

¿Qué pasó con Grupo Orbis?

“Luego de la escisión de Grupo Orbis, el año pasado, este quedó conformado básicamente por Pintuco, Andercol y Cacharrería Mundial, negocios que desde el pasado 22 de abril quedaron en poder de AkzoNobel, multinacional con asiento en Países Bajos”.

¿Y cómo quedó conformado el Grupo IMSA?

“Imsa es la propietaria de unas plantas de químicos (aditivos para alimentos) que Andercol tenía en México, Cartagena (Addimentum) y Brasil (Anderpol); MCM dedicada a la producción de aerosoles y productos para el hogar y vehículos; O-Tek, que fabrica tubería de grandes dimensiones, y un portafolio inmobiliario. Con esa escisión o división que se aplicó, el Grupo Orbis quedó con el 55% del patrimonio, mientras que Grupo IMSA mantuvo el 45%.

¿Cuáles son las apuestas de Grupo IMSA?

“Este año debe facturar unos $680.000 millones. El año pasado creció 42% y este 2022 debe estar por encima del 20%, y para eso estamos ampliando las plantas, trayendo maquinaria para llegar a más mercados. Hoy se exporta a 17 países, y la intención es que cada una de estas sociedades siga haciendo su carrera exportadora, aprovechando coyunturas como la actual de un dólar al alza”.

En la época de Grupo Orbis el fuerte era el negocio de pinturas con Pintuco, ¿ahora cuál es el fuerte?

“La verdad es un portafolio de negocios muy balanceado, una holding con cuatro líneas de trabajo. Tuberías y los negocios de Brasil tienen una facturación muy similar, les siguen el de aditivos para alimentos y MCM que también son semejantes. Es decir, hay una diversificación geográfica porque las plantas están en cuatro países (Colombia, Brasil, México y Argentina), y cada cual deberá crecer en su sector lo más que pueda”.

La acción de Grupo Orbis aún está listada en bolsa, ¿qué pasará con la de IMSA?

“La estamos listando en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Estamos en ese proceso y creemos que en mes y medio quedará listada la especie. Lo que vamos a hacer es hablar con los accionistas para que le den liquidez a la acción y que esta flote, pues en el caso de Orbis hubo mucha reserva y esta no era la más transada o negociada. Posiblemente, con más apertura y buenas ofertas, la acción podría animar a los accionistas y los inversionistas. Sobre lo que vaya a pasar con la acción de Orbis en la bolsa, esa será una decisión que tome AkzoNobel”.

¿Qué plan de inversiones tiene IMSA para este año?

“Este año las inversiones deben ser del orden de los $35.000 millones, básicamente en fortalecimiento de las plantas”.

¿Cuántos empleos genera Grupo IMSA?

“Alrededor de 780 en los distintos negocios que atendemos. Tenemos plantas en cuatro naciones y también hacemos presencia con oficinas en diez países, que apoyan nuestras actividades”.

¿Qué pasó con los empleados que pertenecían a Pintuco, Andercol, Cacharrería Mundial y demás negocios que pasaron a AkzoNobel?

“Todos, alrededor de 2.600, siguen vinculados a esas empresas, no hubo salida de personal”.

Hace 10 años usted concretó una de las grandes jugadas de Grupo Sura que fue la compra de ING en América Latina, ¿en qué se parece el negocio que cerró con AkzoNobel?

“Lo más simpático fue que hace diez años los vendedores eran holandeses, y esta vez los compradores son holandeses. Más allá de eso no hay parecidos, pues AkzoNobel no tenía operaciones en donde Orbis estaba, o sea que lo que adquirieron es para ellos un complemento. Cuando Sura adquirió a ING ya tenía operaciones en común en algunos países, así que se buscaron sinergias para apalancar las actividades, que es lo que se hace al cierre de esas transacciones. Para destacar en este caso es que este fue un buen negocio para la sociedad, los recursos quedaron en Colombia, los empleos se conservaron, las plantas siguen en operación y llega un socio con mucho conocimiento y capacidad de crecimiento. Aquí solo hubo sumas, no hubo restas”.

La última cotización de la acción de Orbis en la bolsa fue de $49.029,20, ¿qué tan cerca o qué tan lejos de ese valor estuvo el negocio hecho con AkzoNobel?

“Nos comprometimos a no hablar de cifras, pero fue superior a ese”.

¿Se mantiene usted al frente de IMSA?

“Sigo en la compañía. Me han pedido que me mantenga al frente de la empresa”

 

 

EL COLOMBIANO, 2 DE MAYO DE 2022, POR FERNEY ARIAS JIMÉNEZ
FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
https://www.elcolombiano.com/negocios/imsa-prepara-ingreso-a-la-bolsa-PA17356845

es_COES